¿Cómo hacer helados caseros deliciosos?

¿Cómo hacer helados caseros deliciosos?

Como sabemos, el helado en sí es un alimento congelado, y en la mayoría de los casos está hecho a base de leche, crema, azúcar y algunas variantes incluyen frutas. Es un alimento que nos encanta degustar cuando empieza el calor y se hizo popular por su exquisito sabor dulce y las increíbles combinaciones que se pueden hacer con él.

Te aconsejamos que realices tú misma los helados caseros de vez en cuando, ya que de esta forma evitamos los productos industriales y puedes controlar los ingredientes que estás ingiriendo. ¿Te animas a preparar un delicioso helado casero? Apunta todo, porque es más fácil de lo que imaginas.

Helados caseros de frutas

Como hemos comentado, existe una gran variedad de helados y si los haces en casa puedes utilizar la fruta de temporada que quieras o mezclarla con otras, de esta forma potenciarás más el sabor. La fruta en sí ya tiene azúcar, por lo que te recomendamos que no abuses de los edulcorantes cuando hagas tu helado: recuerda que lo más importante es saborear el helado y refrescarnos, como si estuvieras comiendo una fruta bien fresquita.

El helado casero de frutos rojos y yogur es un helado de lo más cremoso y además se prepara de forma sencilla y rápida y está riquísimo, no se le puede pedir nada más. Triturar y congelar, no tiene mucho más y además es buena para que los niños coman helados saludables y también para aprovechar cuando tenemos fruta madura en casa y no queremos tirarla. De hecho, dicen que la fruta madura es la mejor para los helados porque así aporta su dulzor natural.

Helado casero de frutos rojos y yogurt

Para realizar esta receta solo necesitas 3 yogures naturales o griegos, unos 300 gr de frutos rojos congelados o los que tengas en la nevera y 3-4 cucharadas soperas de azúcar, al gusto. Como hemos hablado antes, no utilices azúcar en exceso, especialmente si se lo van a comer los niños o personas mayores, como truco puedes añadir dátiles o higos frescos para endulzar. Tritura todo, cuando lo tengas llévalo a un molde, puedes añadir algunas pepitas o algunos frutos para que no sea un helado uniforme, eso depende de los gustos. Añades el palito del helado y al congelador.

Helado caseros de kiwi y plátano

Un helado perfecto para que lo puedas disfrutar en cualquier momento este verano. Solo necesitas 2 kiwis, un plátano, 40gr de azúcar y 300gr de queso fresco. Mezcla todos los alimentos, triturarlos y añadirlos a un molde. También puedes poner trozos de la fruta que hayas utilizado, de esta forma quedará un helado mucho más llamativo. Añade el palo del helado en el molde y al congelador ¡Ya podrás disfrutar de este ligero helado casero!

Helados caseros con vainilla

El helado de vainilla es un clásico que no falla, a la gran mayoría de personas les apasiona este helado y se trata simplemente de preparar una crema inglesa o unas natillas ligeras que luego congelaremos. Por ello no puede faltar en nuestro recetario, toma nota de estos dos helados caseros con vainilla, uno sin huevo y el otro una versión light para cuidarse en verano.

Helado casero con vainilla sin huevo

Seguro que más de uno tiene intolerancia al huevo o simplemente no le sienta bien, pues bien, no os preocupéis que también podéis degustar un rico helado casero de vainilla. Necesitamos: 250 g de leche entera, 240 g de nata líquida para montar, 250 g de leche evaporada, 140 g de azúcar, una vaina de vainilla, un pellizco de sal y cuatro cucharadas de maicena.

Con una varilla mezcla todos los elementos y caliéntalos al fuego. Finalmente déjalo enfriar en un frigorífico para que siga enfriando y la llevamos a una base para congelar. Cuando haya pasado el tiempo suficiente sacamos la base y con una cuchara para hacer bolas de helado puedes servirte las bolas que quieras al gusto.

Helado casero con vainilla light

¿Eres un apasionado del sabor a vainilla pero te han prohibido el azúcar y los helados? No te preocupes, como hemos comentado antes, con los helados caseros se pueden hacer muchas combinaciones y modificar un ingrediente por otro. ¡Toma nota de este vídeo y sigue sus pasos!

Helados caseros fáciles

Como habéis visto, hacer un helado casero es muy fácil, basta con tener a mano apenas unos ingredientes. Los helados aportan una gran cantidad de calcio. ¿Sabes que una ración normal de helado hecho con una base láctea (yogur o leche) cubre hasta el 15% del calcio diario que nuestro cuerpo necesita? Es por ello por lo que te recomendamos que realices en la medida que puedas tus propios helados.

Helado casero de un sólo ingrediente

Si, has leído bien, se puede hacer un helado casero con tan sólo un ingrediente y en el que además lo podemos preparar en 5 minutos. Os recomendamos que probéis hacer el helado de plátano, muy cremoso, sano, con sabor delicioso y no tiene nada que envidiarle a los helados con nata, huevo, yogurt… Cortas los plátanos en rebanadas y si quieres puedes añadirle un poquito de limón (para que el plátano no se ponga feo) las trituramos y las llevamos al congelador unas 4 horas. Sacas el plátano lo llevas a la licuadora y hacemos una mezcla uniforme. Servimos al gusto ¡Por fin un helado sencillo!

Helado casero de turrón

El helado de turrón es otro de los helados clásicos que no pasa de moda y que es el preferido de muchos. Sigue atento esta receta para sorprender a tus familiares y amigos este verano. ¡Nos encanta el helado de turrón!

 

¿Qué se necesita para hacer helado casero?

Después de las recetas que se han mencionado previamente, sólo necesitas tener varillas, batidora, molde de helados, palos o cucharas para helados y, por supuesto, los ingredientes que necesites para tus helados caseros. A parte de refrescarte con helados caseros, también puedes realizar en casa deliciosos cócteles y zumos. Y recuerda que en verano debemos mantener una dieta equilibrada y por ello te recomendamos recetas con aguacate.

Recuerda que puedes hacer estos helados caseros, pero también puedes venir a Alcalá Magna para disfrutar de los mejores restaurantes y bares para que disfrutes de especialidades dulces en la mejor compañía. ¡Estamos deseando verte y disfrutar este verano contigo!