Todo sobre los sorbetes caseros más deliciosos

Todo sobre los sorbetes caseros más deliciosos

Llega el calor y es inevitable recurrir a las bebidas y las comidas más refrescantes. Entre ellas se encuentran los sorbetes, un imprescindible que gusta a pequeños y a mayores. En Alcalá Magna te damos las recetas de algunos d ellos más deliciosos y valorados por los paladares de todo el mundo. ¿Tienes listo papel y boli?

Historia del sorbete

El sorbete es uno de los primeros postres de la historia, gracias a su sencillez y a su sabor natural. Fueron los árabes quienes crearon las primeras mezclas, hasta que en Italia pasaron a elaborar y a llamarlo sorbetto.  En su origen consistía en nieve prensada con frutas, miel o hierbas aromáticas.

Una de las grandes diferencias del sorbete respecto al helado es que este no tiene grasa, ni huevo, simplemente es hielo con frutas, puré de frutas o incluso con algún licor. Hoy en día se come en cualquier época del año y merece la pena hacerlo en tu propia casa.

 

Recetas sorbetes

Los sorbetes son una elaboración sencilla, que pueden adaptarse a todos los gustos y a los paladares. Aprovecha la fruta de temporada para prepararlos, incluso recurriendo a ellos en sustitución de los helados o de los zumos: estos tienen un toque extra de frescor. Prepárate para tomar nota de algunos de los sorbetes más populares, refrescantes y cremosos.

Sorbete de limón

¿Quién no ha probado alguna vez el sorbete de limón? Es una de las grandes apuestas para el verano, por su sabor refrescante, por la sencillez de su elaboración y por su cremosidad. Exprime los limones, incorpora agua, ralladura de limón y ponlo al fuego hasta que rompa a hervir. Deja enfriar la mezcla y monta las claras al punto de nieve, incorporando poco a poco la mezcla de limón. Mete la mezcla en el congelador por dos horas, removiendo cada media hora para conseguir la cremosidad adecuada.

Sorbete de limón y cava

Si quieres darle un toque extra a este último sorbete, solo tienes que mezclar hielo, cava y nata en una batidora. Lleva al frigorífico y deja que enfríe. Cuando vayas a servir recuerda añadir ralladura de limón y unas hojas de menta fresca. Ideal para las comidas en las que hay un cambio drástico de sabores entre plato y plato.

Sorbete de sandía

La sandía es una de las frutas del verano, por eso un sorbete siempre es una buena idea. Añade en un cazo agua y un poco de azúcar, hasta que comience a hervir. Mientras tritura sandía al gusto, junto con zumo de limón y una pizca de sal. Cuando esté todo mezclado añade la mezcla de agua de azúcar y mete al congelador durante unas horas, acordándote de mover cada media hora para conseguir la textura cremosa que a todos nos gusta.

Sorbete de melón

El sorbete de melón es perfecto para servir entre platos o para beberlo de postre: nos encanta por su ligereza .Tritura el melón que más te guste, azúcar moreno, ralladura de limón y zumo de limón. Deja en el congelador durante dos horas y recuerda mezclarlo cada poco. Puedes añadir entre medias más ralladura de limón, que aportará espumosidad.

 Sorbete de piña

El sorbete de piña con cava es uno de los más pedidos en las heladerías y en locales especializados, ya que tiene un contenido bajo en grasa y resulta muy chispeante para el verano. Lleva a ebullición un poco de cava con azúcar y mientras licua la piña, pasándola después por un chino o colador fino. Mezcla ambas preparaciones y añade el zumo de limón. Mételo en el congelador y déjalo enfriar durante varias horas. Puedes servirlo en copas.

Una alternativa al cava es utilizar leche de coco, junto con zumo de limón, la piña y hielo triturado. Ideal para las meriendas familiares.

Sorbetes en Alcalá Magna

Recuerda que todos los ingredientes puedes encontrarlos en Mercadona, en la sección de fruta. Además, puedes visitar nuestros restaurantes, en los que encontrarás sorbetes a modo de postre o de merienda. ¿A que esperas para visitarnos?