Pon a punto tus defensas de forma natural con estos consejos:

 

  1. Mantener una alimentación limpia y variada. Consume alimentos que refuercen tu sistema inmune, frutas, verduras, frutos secos, semillas como la chía o las de lino, cereales como el arroz integral o la avena, probióticos como la kombucha o el kéfir. También debemos evitar el consumo de azúcar refinado y de toxinas consumiendo productos ecológicos y eliminando los procesados.
  2. Ejercicio físico/eliminar el estrés. Practicar deporte de forma regular aumenta las defensas, además ayuda a eliminar el estrés que afecta también al sistema inmune. 
  3. Descanso adecuado.
  4. Hidratación. El agua ayuda a eliminar toxinas y a mantener húmedas las mucosas evitando que los gérmenes se adhieran.
  5. Subir la temperatura, a través de hierbas y especias con efecto termogénico como cúrcuma, canela, jengibre... Te ayudarán a estimular la circulación sanguínea y activar el metabolismo.

Fuente: revista Cuerpo y Mente.

Síguenos en...